Venda Antecipada Caraibas Verão 2018

Últimas noticias

Federer es interminable

Para ganar a Federer uno no puede cometer errores. Y Chung, aunque levantó al público de sus asientos en numerosas ocasiones, cometió demasiados.
Y cuando el rival perdona a Federer, éste no tiene piedad ni devuelve el favor. Menos en Indian Wells, donde ya ha levantado el trofeo en cinco ocasiones.
"Estoy contento de haber encontrado una manera (de ganar). Empecé realmente bien, sufrí un poco después, volví a encontrar mi juego luego y fui capaz de mantenerlo", apuntó Federer en conferencia de prensa.
"Esta semana ha tenido de todo: frío, calor, viento... Estoy listo para todo", añadió.
El suizo avisó desde el comienzo: quería ganar y quería hacerlo rápido. Dos "aces" en su primer juego, ruptura inmediata del servicio de su rival con un globo imposible desde el fondo de la pista y otros dos saques directos en el tercero para ponerse 3-0 en apenas ocho minutos de juego.
En un visto y no visto el primer set parecía sentenciado.
El surcoreano, vigésimo tercer cabeza de serie, demostró no obstante que tenía mucho que decir en la contienda.
Porque a sus 21 años, Chung es una de las más firmes promesas del circuito por algo.
Así, el asiático ganó su saque en el cuarto y en el quinto no bajó los brazos a pesar de verse 0-40 en contra con saque para el suizo. Remó y remó y logró empatarlo para, justo después, anotarse el 3-2.
El europeo se había confiado durante unos segundos y su rival se lo hizo pagar. Pero volvería a cometer ese error.
- Sin concesiones -
Así, ambos fueron resolviendo sus saques hasta que se llegó al 6-5 para Federer y servicio para el surcoreano.
El suizo volvió a elevar su juego y su contrincante se vio desbordado. Lo hizo en el momento adecuado y se adjudicó la primera manga.
En la segunda Chung tuvo de nuevo la ocasión de darle un susto al "Expreso Suizo", con hasta cuatro "break points" en el primer "game". En el primero, lo tuvo todo a favor, con Federer vencido y una subida a la red presumiblemente sencilla. Pero estrelló la bola en la red.
A partir de ahí, como si supiera que había malgastado todas sus balas, se vino abajo. Federer tuvo dos bolas de "break" en el siguiente y él no falló. Y ahí residió la mayor diferencia entre uno y otro.
"Las dos últimas semanas han sido una gran experiencia. Estoy realmente contento", apuntó el asiático tras la contienda.
Ahora, el suizo jugará en semifinales contra el joven croata Borna Coric, de 21 años, que este jueves dio la sorpresa al vencer al séptimo cabeza de serie, el sudafricano Kevin Anderson, por 2-6, 6-4, 7-6 (7/3) en dos horas y 22 minutos de partido.
"Juega similar a Chung. Tiene una gran confianza. Tengo que jugar de la forma más agresiva posible. Es bastante simple pero no siempre sencillo", comentó Federer sobre su próximo rival.
"Ha sido muy difícil para mí, voy a necesitar mi día libre mañana", dijo por su parte Coric, visiblemente cansado luego de jugar dos encuentros a tres sets en dos días.
- Kasatkina, una sorpresa que ya lo es menos -
Si Chung está llamado a grandes éxitos en la rama masculina, la femenina tiene nombre y apellido propios: Darya Kasatkina.
La rusa, de solo 20 años, ha protagonizado varios de los más espectaculares y sorprendentes momentos del torneo.
Llegó al campeonato "simplemente" como la 20ª sembrada y en apenas semana y medio ha copado tapas de todo el mundo.
No en vano, este jueves destrozó a la alemana Angelique Kerber (N.10), exnúmero 1 del mundo, por 6-0, 6-2 pero antes había hecho lo propio ante la danesa Caroline Wozniacki (N.2) y a la estadounidense Sloane Stephens (N.13).
En semifinales aguarda Venus Williams, quien pasó por encima de la española Carla Suárez por 6-3, 6-2 en una hora y 11 minutos de juego.
Venus siempre se sintió cómoda con su saque y también desde el fondo de la pista, cometiendo menos errores no forzados que su homóloga (17 una, 29 la otra) y jugando con mucha más confianza.

No hay comentarios